Sirve a Jehová ahora que eres joven

Sirve a Jehová ahora que eres joven

 Sirve a Jehová ahora que eres joven

“Continúa en las cosas que aprendiste y fuiste persuadido a creer.” (2 TIM. 3:14.)

1. ¿Cómo ve Jehová el servicio que le rinden los Testigos jóvenes?

JEHOVÁ considera tan importante el servicio sagrado que le rinden los jóvenes que inspiró una profecía relacionada con ellos. “Tu pueblo se ofrecerá de buena gana en el día de tu fuerza militar —dijo el salmista—. En los esplendores de la santidad, desde la matriz del alba, tienes tu compañía de hombres jóvenes justamente como gotas de rocío.” (Sal. 110:3.) No hay duda de que Jehová aprecia mucho a los jóvenes que están dispuestos a servirle.

2. ¿Qué presión ejerce el mundo en los jóvenes con respecto a su futuro?

2 Y tú, joven de la congregación cristiana, ¿te has dedicado a Jehová? A muchos les cuesta tomar esa decisión, pues líderes empresariales, profesores y, a veces, familiares y amigos animan a los jóvenes a ponerse objetivos materialistas. Cuando un joven encamina su vida hacia metas espirituales, el mundo suele menospreciarlo. Pero lo cierto es que quienes dedican la vida a servir al Dios verdadero han escogido el mejor modo de vivir (Sal. 27:4). Analicemos ahora estas tres preguntas: ¿Por qué debes servir a Jehová? ¿Qué te ayudará a vivir una vida de dedicación a él, prescindiendo de lo que digan o hagan los demás? ¿Qué magníficas oportunidades de rendir servicio sagrado pueden abrirse ante ti?

Se espera que el cristiano sirva a Jehová

3. ¿Cómo deberíamos reaccionar al contemplar la creación de Jehová?

3 ¿Por qué debes servir al Dios vivo y verdadero? En Apocalipsis (Apocalipsis) 4:11 encontramos la razón principal: “Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas”. Jehová es el Magnífico Creador de todo lo que existe. ¡Y qué planeta tan hermoso el nuestro! Los árboles, las flores, los animales, los mares, las montañas, las cascadas...: Jehová lo ha creado todo. Dirigiéndose al Creador, el salmista escribió: “La tierra está llena de tus producciones” (Sal. 104:24). ¡Qué agradecidos podemos estar de que Jehová, en su gran amor, nos haya dado un cuerpo y una mente que nos permitan disfrutar de la Tierra y de todas las cosas buenas que hay en ella! Ese profundo agradecimiento debería impulsarnos a servirle, ¿no crees?

4, 5. ¿Qué actos divinos impulsaron a Josué a confiar plenamente en Jehová?

4 Otra razón para servir a Jehová la encontramos en las palabras que el caudillo israelita Josué dirigió al pueblo de Dios poco antes de morir: “Ustedes bien saben con todo su corazón y con toda su alma que ni una sola palabra de todas las buenas palabras que Jehová su Dios les ha hablado ha fallado. Todas se han realizado para ustedes”. ¿Por qué pudo decir eso? (Jos. 23:14.)

5 De niño, cuando vivía en Egipto, Josué tuvo que haberse enterado de que Jehová había prometido a los israelitas que tendrían su propia tierra (Gén. 12:7; 50:24, 25; Éxo. 3:8). Ya de adulto, vio cómo Jehová empezó a cumplir aquella promesa enviando las diez plagas contra Egipto y obligando al obstinado faraón a dejar que Israel se marchara. Josué estuvo entre los israelitas que cruzaron el mar Rojo y vio cómo las aguas se tragaban al faraón y su ejército. Durante un largo viaje por el desierto de Sinaí, un “desierto grande e inspirador de temor”, Josué vio que Jehová proporcionó a los israelitas todo lo necesario: ni uno solo de ellos murió de hambre o de sed (Deu. 8:3-5, 14-16; Jos. 24:5-7). Cuando llegó el momento para conquistar a las poderosas naciones cananeas y tomar posesión de la Tierra Prometida, Josué también fue testigo presencial de que el Dios a quien los israelitas adoraban los estaba apoyando (Jos. 10:14, 42).

6. ¿Qué te ayudará a cultivar el deseo de servir a Dios?

6 Josué sabía que Jehová había cumplido sus promesas. Por eso declaró: “En cuanto a mí y a mi casa, nosotros serviremos a Jehová” (Jos. 24:15). ¿Y tú, joven? Cuando piensas en las promesas que el Dios verdadero ya ha cumplido y en las que cumplirá, ¿sientes el deseo de servirle, al igual que Josué?

7. ¿Por qué es tan importante dar el paso del bautismo?

7 Contemplar las obras creativas de Jehová y reflexionar en sus maravillosas y confiables promesas debería hacer que creciera en ti el deseo de dedicarte a Jehová y simbolizar tu dedicación mediante el bautismo. Este es un paso fundamental que debe dar todo el que quiere servir a Dios, como bien mostró Jesús, nuestro Modelo. Justo antes de iniciar su labor como el Mesías, Jesús fue a Juan el Bautista para que lo bautizara. ¿Por qué? “He bajado del cielo para hacer, no la voluntad mía, sino la voluntad del que me ha enviado.” (Juan 6:38.) De modo que el bautismo de Jesús simbolizó que se presentaba para hacer la voluntad de su Padre (Mat. 3:13-17).

8. ¿Por qué decidió Timoteo adorar a Dios, y qué deberías hacer tú?

8 Veamos también el caso de Timoteo, un cristiano joven que, con el paso de los años, recibió de Jehová mucho trabajo y muchos privilegios. ¿Por qué decidió Timoteo adorar al Dios verdadero? La Biblia nos dice que él ‘había aprendido y había sido persuadido a creer’ (2 Tim. 3:14). Si tú has estudiado la Palabra de Dios y has sido persuadido a creer que sus enseñanzas son verdaderas, te encuentras en una situación similar a la de Timoteo. Este es el momento de tomar una decisión. ¿Por qué no hablas con tus padres sobre lo que deseas hacer? Tanto ellos como los ancianos de la congregación te ayudarán a entender bien los requisitos bíblicos para el bautismo (léase Hechos 8:12).

9. ¿Qué reacciones es posible que provoque tu bautismo?

9 Con el bautismo, darás un magnífico comienzo a tu servicio al Dios verdadero. Iniciarás una carrera de larga distancia cuyos premios son, en la actualidad, el gozo de hacer la voluntad de Dios, y en el futuro, vida eterna (Heb. 12:2, 3). También les darás una gran alegría a los miembros de tu familia que ya han emprendido esa carrera, así como a tus amigos de la congregación. Pero lo más importante es que al bautizarte alegrarás el corazón de Jehová (léase Proverbios 23:15). Es cierto que habrá quienes no entiendan por qué has decidido adorar a Jehová y cuestionen tu decisión. Incluso pudieran ponerse en tu contra. Pero tú puedes superar esas pruebas.

Cuando cuestionan tu decisión o se ponen en tu contra

10, 11. a) ¿Qué te pueden preguntar sobre tu decisión de servir a Dios? b) ¿Cómo puedes imitar a Jesús cuando contestes preguntas sobre tus creencias?

10 Tu decisión de servir a Jehová puede dejar perplejos a algunos compañeros de clase, vecinos y familiares. Tal vez te pregunten por qué has tomado esa decisión y cuáles son tus creencias. ¿Cómo deberías responder? Bueno, para poder explicar las razones de tu decisión, primero tienes que estar seguro de lo que piensas y lo que sientes. Y a la hora de explicar tus creencias, no hay mejor modelo a seguir que el de Jesús.

11 Cuando los líderes religiosos judíos interrogaron a Jesús sobre la resurrección, él les mencionó unas palabras de las Escrituras en las que no habían reparado (Éxo. 3:6; Mat. 22:23, 31-33). Cuando un escriba le preguntó cuál era el mandamiento más importante, Jesús le contestó con unos pasajes bíblicos, y aquel hombre le agradeció la contestación (Lev. 19:18; Deu. 6:5; Mar. 12:28-34). La manera de hablar de Jesús y su uso de las Escrituras produjeron “una división respecto a él entre la muchedumbre”, y sus opositores no pudieron hacerle daño (Juan 7:32-46). ¿Cómo puedes imitar el ejemplo de Jesús si te hacen preguntas sobre tu fe? Responde utilizando la Biblia y hazlo “con genio apacible y profundo respeto” (1 Ped. 3:15). En caso de que no sepas la respuesta a cierta pregunta, admítelo y ofrécete a buscarla. Investiga el tema valiéndote del Índice de las publicaciones Watch Tower o del CD-ROM Watchtower Library. Si te preparas bien, ‘sabrás cómo dar una respuesta’ (Col. 4:6).

12. ¿Por qué no deberías desanimarte si sufres persecución?

12 Es posible que la gente no se limite a hacerte preguntas sobre tus creencias y tu decisión de servir a Dios. Ten presente que quien controla este mundo es Satanás el Diablo, el enemigo de Dios (léase 1 Juan 5:19). No sería realista esperar que todas las personas aprueben lo que haces o te encomien. De hecho, hasta puede que te enfrentes a oposición. Hay quienes quizás ‘hablen injuriosamente de ti’ una y otra vez (1 Ped. 4:4). Pero recuerda que no eres el único. Jesucristo también sufrió persecución. Y lo mismo le sucedió al apóstol Pedro, quien escribió: “Amados, no estén perplejos a causa del incendio [el sufrimiento] entre ustedes, que les está sucediendo para prueba, como si algo extraño les sobreviniera. Al contrario, sigan regocijándose por cuanto son partícipes de los sufrimientos del Cristo” (1 Ped. 4:12, 13).

13. ¿Por qué pueden sentirse felices los cristianos cuando los persiguen?

13 Aguantar persecución u oposición por ser cristiano es motivo para que te sientas feliz. ¿Por qué? Porque contar con la aprobación del mundo sería señal de que vives de acuerdo con las normas de Satanás, no con las de Dios. Jesús advirtió: “¡Ay, cuando todos los hombres hablen bien de ustedes, porque cosas como estas son las que los antepasados de ellos hicieron a los falsos profetas!” (Luc. 6:26). La persecución es prueba de que Satanás y su mundo están furiosos contigo porque sirves a Jehová (léase Mateo 5:11, 12). Y el hecho de que te estén “vituperando por el nombre de Cristo” es una buena razón para que te sientas feliz (1 Ped. 4:14).

14. ¿Qué buenos resultados se obtienen cuando una persona se mantiene fiel a Jehová pese a la persecución?

14 Hay por lo menos cuatro resultados positivos de que te mantengas fiel a Jehová pese a la oposición o la persecución. Primero, das testimonio de Dios y su Hijo. Además, tu fiel aguante anima a tus hermanos cristianos. También es posible que, al ver tu fidelidad, algunas personas que no conocen a Jehová se sientan impulsadas a buscarlo (léase Filipenses 1:12-14). Y por último, conforme vas viendo que Jehová te da fuerzas para aguantar las pruebas, el amor que le tienes aumenta.

Se te ha abierto “una puerta grande”

15. ¿Qué “puerta grande” se le abrió al apóstol Pablo?

15 El apóstol Pablo escribió lo siguiente respecto a su ministerio en Éfeso: “Una puerta grande que conduce a la actividad se me ha abierto” (1 Cor. 16:8, 9). Se le había abierto una puerta que le conduciría a una gran actividad misional: predicar las buenas nuevas y hacer discípulos en aquella ciudad. Al pasar por aquella puerta, es decir, al aceptar la oportunidad que se le brindaba, Pablo ayudó a muchas personas a conocer a Jehová y a adorarlo.

16. ¿Cómo pasó el resto ungido en 1919 por “una puerta abierta”?

16 En 1919, Jesucristo glorificado puso “una puerta abierta” delante del resto ungido (Apoc. 3:8). Ellos pasaron por ella y empezaron a predicar las buenas nuevas, enseñando las verdades bíblicas con más fervor que nunca. ¿Cuál ha sido el fruto de su ministerio? Las buenas nuevas ya han llegado a los confines de la Tierra, y casi siete millones de personas tienen la esperanza de recibir vida eterna en el nuevo mundo de Dios.

17. ¿Cómo puedes tú pasar por “una puerta grande que conduce a la actividad”?

17 Todos los siervos de Jehová siguen teniendo abierta delante de ellos “una puerta grande que conduce a la actividad”. Los que pasan por ella y participan más de lleno en la predicación se sienten felices y satisfechos. ¿Y qué hay de ti, joven cristiano? ¿Cuánto valoras el incomparable privilegio de ayudar al prójimo a tener “fe en las buenas nuevas”? (Mar. 1:14, 15.) ¿Has pensado en servir de precursor auxiliar o regular? Otras oportunidades que pudieran abrirse ante ti son las de trabajar en la construcción de Salones del Reino o servir en Betel o en el campo misional. Como al mundo malvado de Satanás se le está acabando el tiempo, cada día es más urgente participar en estos rasgos del servicio del Reino. ¿Pasarás tú por la “puerta grande” mientras todavía esté abierta?

“Gusten y vean que Jehová es bueno”

18, 19. a) ¿Qué ayudó a David a tener tantos deseos de servir a Jehová? b) ¿Cómo sabemos que David nunca se arrepintió de servir a Dios?

18 El salmista David escribió por inspiración divina la siguiente exhortación: “Gusten y vean que Jehová es bueno” (Sal. 34:8). Cuando David —quien llegó a ser rey del antiguo Israel— no era más que un simple pastor, Jehová lo libró de las garras de animales salvajes. También lo ayudó cuando se enfrentó a Goliat, y lo rescató de muchas otras calamidades (1 Sam. 17:32-51; Sal. 18, encabezamiento). La gran bondad amorosa de Dios impulsó a David a escribir estas palabras: “Muchas cosas has hecho tú mismo, oh Jehová Dios mío, aun tus maravillosas obras y tus pensamientos para con nosotros; no hay nadie que pueda ser comparado a ti” (Sal. 40:5).

19 David llegó a amar a Jehová profundamente y deseaba alabarlo con todo su corazón y con toda su mente (léase Salmo 40:8-10). Él nunca se arrepintió de haber pasado toda su vida sirviendo al Dios verdadero. Lo más importante para él, lo que más felicidad le producía, era vivir una vida de devoción a Dios. Siendo ya anciano, David dijo: “Tú eres mi esperanza, oh Señor Soberano Jehová, mi confianza desde mi juventud. Y aun hasta la vejez y canicie, oh Dios, no me dejes” (Sal. 71:5, 18). Aunque es cierto que se había debilitado físicamente, su amistad con Jehová y la confianza que le tenía se habían fortalecido.

20. ¿Por qué es servir a Dios el mejor modo de vivir?

20 Las vidas de Josué, David y Timoteo prueban que servir a Jehová es el mejor modo de vivir. Las ventajas materiales a corto plazo que ofrece este mundo no tienen ni punto de comparación con los beneficios a largo plazo que recibe quien sirve a Dios “con todo su corazón y con toda su alma” (Jos. 22:5). Si no te has dedicado a Jehová en oración, pregúntate: “¿Qué me impide llegar a ser testigo de Jehová?”. Y si ya te has bautizado, ¿te gustaría ser más feliz? Entonces, amplía tu ministerio y sigue progresando espiritualmente. El siguiente artículo te mostrará cómo lograrlo siguiendo el ejemplo del apóstol Pablo.

¿Qué responderías?

• Menciona dos razones por las que debemos servir a Dios.

• ¿Qué ayudó a Timoteo a tomar la decisión de servir a Dios?

• ¿Por qué deberías mantenerte firme al enfrentarte a persecución?

• ¿Qué oportunidades de rendir servicio sagrado pudieran abrirse ante ti?

[Preguntas del estudio]

[Ilustración de la página 18]

Servir a Jehová es el mejor modo de vivir

[Ilustración de la página 19]

¿Puedes responder preguntas sobre tu fe?