9 DE MAYO DE 2022
NOTICIAS INTERNACIONALES

ACTUALIZACIÓN DEL CASO: TESTIGOS DE JEHOVÁ ENCARCELADOS | Varias familias en Crimea aguantan con la ayuda de Jehová

ACTUALIZACIÓN DEL CASO: TESTIGOS DE JEHOVÁ ENCARCELADOS | Varias familias en Crimea aguantan con la ayuda de Jehová

El 6 de octubre de 2022, el Tribunal de Distrito de Najímov de Sebastopol declaró culpables a Vladímir Maladika, Vladímir Sakada y Yevgueni Yúkov. Los tres recibieron condenas de seis años de prisión, y fueron encarcelados inmediatamente.

Línea de tiempo

  1. 1 de octubre de 2020

    Agentes del Servicio Federal de Seguridad entran por la fuerza para registrar las casas de nueve familias de testigos de Jehová de Sebastopol. Entre esas familias están los Maladika, los Sakada y los Yúkov. Mientras registran la vivienda de la familia Maladika, los agentes encuentran un paquete de leche en polvo. Las autoridades dicen que el contenido del paquete parece droga, y envían a Vladímir y a su esposa, Natalia, a un centro psiquiátrico para que sean examinados. Natalia es puesta en libertad más tarde ese mismo día. Pero Vladímir Maladika, Vladímir Sakada y Yevgueni Yúkov quedan detenidos temporalmente hasta que, al día siguiente, los trasladan a un centro de prisión preventiva.

  2. 23 de marzo de 2021

    Vladímir Sakada sale de prisión preventiva y es puesto bajo arresto domiciliario. Le ponen un dispositivo de rastreo y le ordenan que no use internet, que no haga ninguna llamada telefónica y que no se comunique con ninguno de los otros testigos de Jehová implicados en el caso.

  3. 30 de marzo de 2021

    Vladímir Maladika sale de prisión preventiva, y lo ponen bajo arresto domiciliario.

  4. 17 de mayo de 2021

    Después de más de siete meses, Yevgueni Yúkov sale de prisión preventiva y lo ponen bajo arresto domiciliario.

  5. 30 de septiembre de 2021

    Comienza el juicio penal.

Información personal

Estamos seguros de que Jehová hará firmes los corazones de estos hermanos y de todos los demás que están siendo perseguidos en Crimea (1 Tesalonicenses 3:12, 13).