Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al contenido

Testigos de Jehová

español

Los testigos de Jehová reubicarán su sede mundial

En julio del 2009, los testigos de Jehová compraron un terreno de 102 hectáreas (253 acres) en el estado de Nueva York con la idea de trasladar allí las oficinas de su sede mundial. La propiedad está localizada a 80 kilómetros (50 millas) al noroeste de la sede actual en Brooklyn, lugar donde ha estado ubicada desde 1909.

Se espera que unos ochocientos Testigos vivan y trabajen en las nuevas instalaciones, que incluirán un edificio de oficinas, uno de servicios y cuatro de viviendas. También contarán con un sencillo museo que presentará la historia de los testigos de Jehová de tiempos actuales.

La construcción ocupará 18 hectáreas (45 acres) de la propiedad, dejando intactos los bosques y humedales circundantes. Los jardines tampoco tendrán grandes descampados; más bien, se adaptarán al entorno boscoso del lugar.

Un grupo de arquitectos ha diseñado los edificios de forma que ahorren energía y recursos, lo cual contribuirá a que el impacto ambiental sea mínimo y a que se reduzcan los costos operativos. Por ejemplo, los techos estarán recubiertos por plantas resistentes y fáciles de cuidar que se encargarán de absorber el agua de la lluvia y regular la temperatura de los edificios. En las oficinas se aprovechará al máximo la luz natural. Además, se ha dado primordial importancia al ahorro de agua.

Pero ¿por qué se decidió mudar la sede? Anteriormente había una imprenta en Brooklyn, la cual en un tiempo suministraba Biblias y publicaciones a los Testigos de todo el mundo. Hoy, distintas sucursales colaboran con esta tarea. Para el 2004, el trabajo de impresión y envío de publicaciones en Estados Unidos comenzó a realizarse en Wallkill (Nueva York), a unos 145 kilómetros (90 millas) al noroeste de Brooklyn.

Otro factor que se ha tenido en cuenta es el alto costo de sufragar el funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones en Brooklyn. Se espera que al mudarse a un complejo más compacto se aprovechen mejor los fondos para dar apoyo a la obra de educación bíblica.

Antes de que se concedan los permisos finales de construcción es necesario completar una evaluación del impacto ambiental. Si todo sale bien, las obras comenzarán en el 2013, y en cuatro años se habrán terminado.

Además de la imprenta de Wallkill, los testigos de Jehová cuentan con un centro educativo en Patterson (Nueva York) y sucursales en muchos países. En total, hay más de siete millones y medio de Testigos en todo el mundo.