Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al índice

Ir al contenido

Testigos de Jehová

español

LA ATALAYA (EN LENGUAJE SENCILLO) ENERO DE 2014

Toma buenas decisiones en tu juventud

“Alaben [los jóvenes] el nombre de Jehová.” (SALMO 148:12, 13)

1. ¿Qué experiencias viven muchos jóvenes?

VIVIMOS en un tiempo muy especial. Cada vez más personas se unen a la religión verdadera. Nunca antes ha habido tantos millones de personas de todo el mundo sirviendo a Jehová (Revelación 7:9, 10). Todos ellos enseñan lo que tienen que hacer las personas para conocer a Dios y salvarse (Revelación 22:17). Entre ellos hay muchos jóvenes. Estos jóvenes viven experiencias emocionantes ayudando a las personas con la Biblia a mejorar su vida. Algunos incluso aprenden otro idioma para ir a predicar a quienes lo hablan (Salmo 110:3; Isaías 52:7). ¿Y tú? ¿Eres joven también y te gustaría vivir experiencias emocionantes como ellos?

2. ¿Cómo demuestra el ejemplo de Timoteo que Jehová confía en los jóvenes? (Ve la imagen del principio del artículo.)

2 Las decisiones que tomas cuando eres joven son importantes. Si tomas buenas decisiones ahora, luego podrás hacer más para Jehová. Piensa en Timoteo. Él tomó muy buenas decisiones cuando era joven. Por eso cuando tenía alrededor de 20 años, empezó a servir como misionero (Hechos 16:1-3). Parece que pocos meses después, Pablo le pidió que fuera a ayudar a los cristianos de la nueva congregación  de Tesalónica. Allí estaban sufriendo mucha persecución. Y aunque Pablo había tenido que marcharse de la ciudad, confiaba en que Timoteo podría animar a estos cristianos (Hechos 17:5-15; 1 Tesalonicenses 3:1, 2, 6). ¿Te imaginas lo emocionado que se sintió Timoteo cuando le dieron esta responsabilidad?

TU DECISIÓN MÁS IMPORTANTE

3. a) ¿Cuál es la decisión más importante de tu vida? b) ¿Cuándo es el mejor momento para tomarla?

3 Cuando somos jóvenes, tomamos decisiones que influirán mucho en nuestra vida. Pero ¿cuál es la decisión más importante? La decisión de servir a Jehová. ¿Y cuándo es el mejor momento para tomar esta decisión? Jehová dice que te acuerdes de él cuando todavía eres joven (Eclesiastés 12:1). ¿Y cómo puedes demostrar que te acuerdas de él? La única forma es sirviéndole de toda alma (Deuteronomio 10:12). Esta es la decisión más importante de tu vida, porque influirá en todo lo que hagas después (Salmo 71:5).

Cuando somos jóvenes, tomamos decisiones que influirán mucho en nuestra vida

4. ¿Qué decisiones importantes influirán en cómo sirves a Dios?

4 Es cierto que la decisión de servir a Jehová no es la única que influirá en tu futuro. También influirán la decisión de quedarte soltero o de casarte, la persona con quien te cases y el trabajo que tengas. Todas estas son decisiones muy importantes, pero primero debes tomar la decisión de servir a Jehová de toda alma (Deuteronomio 30:19, 20). ¿Sabes por qué? Porque lo que decidas sobre el matrimonio y el trabajo influirá en cómo sirves a Dios. Y tu deseo de servir a Dios influirá en lo que decidas sobre el matrimonio y el trabajo (hallarás una idea relacionada en Lucas 14:16-20). Como ves, estas decisiones influyen unas en otras. Así que lo primero que tienes que hacer es decidir qué será lo más importante en tu vida (Filipenses 1:10).

Ahora es el momento de decidir qué será lo más importante en tu vida

¿QUÉ PUEDES HACER MIENTRAS ERES JOVEN?

5, 6. ¿Qué buenas decisiones tomó Yuichiro? ¿Cómo le ayudaron en su servicio a Jehová? (Lee también en esta revista el artículo “La decisión que tomé siendo niño”.)

5 Si ya has decidido que quieres servir a Jehová, averigua qué quiere él que hagas y entonces decide cómo vas a vivir tu vida. Veamos el ejemplo de un hermano japonés llamado Yuichiro. Cuando tenía 14 años, salió a predicar con un anciano de la congregación y este se dio cuenta de que a Yuichiro no le gustaba predicar. El anciano le dijo con cariño que fuera a su casa y pensara en todo lo que Jehová había hecho por él. Y así lo hizo. Es más, siguió pensando y orando varios días. ¿Cuál fue el resultado? Él dice: “Poco a poco cambié de actitud y llegó a gustarme servir a Jehová. Como me encantaba leer relatos sobre misioneros, empecé a pensar en servir a Dios más de lleno”.

6 Como este joven quería servir en otro país, empezó a tomar decisiones  que le ayudaran a conseguirlo. Primero se puso a estudiar inglés. Cuando terminó de estudiar, se puso a trabajar varios días a la semana dando clases de inglés para poder ser precursor. Él dice: “A los 20 años de edad empecé a aprender mongol y tuve la oportunidad de visitar a un grupo de publicadores de ese idioma. Dos años después, en 2007, hice un viaje a Mongolia. Cuando salí a predicar con algunos precursores y vi que mucha gente buscaba la verdad, quise mudarme allá y regresé a Japón para organizarlo todo. Desde abril de 2008 he servido de precursor en Mongolia. La vida aquí no es fácil, pero muchos están aceptando las buenas nuevas y yo los estoy ayudando a acercarse a Jehová. Estoy convencido de que elegí el mejor modo de vivir”.

7. a) ¿Qué decisiones debes tomar tú? b) ¿Qué nos enseña el ejemplo de Moisés?

7 Tú eres el que tiene que decidir cómo vas a servir a Jehová (Josué 24:15). Nosotros no podemos decirte si debes casarte o con quién debes casarte. Tampoco podemos decirte en qué debes trabajar o cuánto debes estudiar para conseguir un trabajo. Algunos jóvenes viven en pueblos muy pobres, y otros en ciudades muy ricas. Cada uno tiene su personalidad, sus habilidades, su preparación, sus intereses y sus metas espirituales. En la antigüedad, los jóvenes que querían servir a Jehová también eran muy diferentes. Por ejemplo, en el antiguo Egipto, Moisés era muy rico, mientras que otros jóvenes hebreos eran esclavos (Éxodo 1:13, 14; Hechos 7:21, 22). Como tú, todos ellos vivieron en un tiempo muy especial (Éxodo 19:4-6). Pero cada uno tuvo que decidir qué quería hacer con su vida. Moisés eligió bien y decidió hacer lo que Jehová quería (lee Hebreos 11:24-27).

8. ¿Qué ayuda tienes para tomar buenas decisiones?

8 Jehová quiere ayudarte a tomar buenas decisiones. ¿Cómo lo hace? Él dejó escritos principios en la Biblia que te pueden ayudar en todas las situaciones (Salmo 32:8). Si no estás seguro de cómo aplicar estos principios en tu caso, pregúntales a tus padres o a los ancianos de congregación (Proverbios 1:8, 9). Veamos tres principios bíblicos que te ayudarán a tomar buenas decisiones.

TRES PRINCIPIOS ÚTILES

9. a) ¿Cómo demuestra Jehová que te respeta? b) Si el Reino es lo más importante para ti, ¿qué oportunidades tendrás?

9 Demuestra que el Reino y la justicia  de Dios son lo más importante para ti (lee Mateo 6:19-21, 24-26, 31-34). Como Jehová te respeta, te deja decidir lo que vas a hacer con tu tiempo. Él no te dice que pases todo tu tiempo predicando. De todas maneras, Jesús enseñó que el Reino debe ser lo más importante para nosotros. Si el Reino es lo más importante para ti, tendrás muchas oportunidades de demostrar que quieres a Jehová y a las personas. También tendrás oportunidades de demostrar que agradeces tener la esperanza de vivir para siempre. Por ejemplo, ¿qué harás cuando tengas que decidir si vas a casarte, con quién vas a casarte o en qué vas a trabajar? Lo que decidas demostrará si el Reino y la justicia de Dios son más importantes para ti que las cosas materiales.

10. ¿Qué hizo feliz a Jesús? ¿Qué tienes que hacer tú para ser feliz?

10 Disfruta haciendo cosas por otros (lee Hechos 20:20, 21, 24, 35). Este es un principio muy importante en la vida. Jesús lo sabía. Por eso hizo lo que su Padre le pedía y predicó las buenas noticias del Reino a las personas. Hacer todo esto por su Padre y por otras personas lo hizo muy feliz (Lucas 10:21; Juan 4:34). Quizás ya te has dado cuenta de que hacer cosas por otros te hace feliz. Así que haz caso a Jesús y toma tus decisiones basándote en lo que él enseñó. Seguir sus consejos te hará feliz a ti y también a Jehová (Proverbios 27:11).

11. ¿Por qué dejó de ser feliz Baruc? ¿Qué consejo le dio Jehová?

11 Nada en la vida nos hará tan felices como servir a Jehová (Proverbios  16:20). El caso de Baruc lo demuestra. Él fue el secretario del profeta Jeremías y parece que en un momento de su vida dejó de ser feliz. ¿Por qué? Porque empezó a pensar más en lo que él quería que en lo que Jehová quería. Jehová se dio cuenta y le dijo que dejara de buscar “cosas grandes” para sí mismo. También le dijo que si le obedecía, sobreviviría cuando Jerusalén fuera destruida (Jeremías 45:3, 5). ¿Qué crees que haría más feliz a Baruc? ¿Hacer lo que él quería y terminar siendo destruido? ¿O hacer lo que Jehová quería y sobrevivir cuando Jerusalén fuera destruida? (Santiago 1:12.)

Nada te hará tan feliz como servir a Jehová

12. ¿Qué decisiones hicieron feliz a Ramiro?

12 Veamos el ejemplo de un hermano que aprendió a disfrutar haciendo cosas por otros. Su nombre es Ramiro. Él dice: “Vengo de una familia pobre de un pueblito de la cordillera de los Andes. Así que cuando mi hermano mayor se ofreció a pagarme la universidad, se me presentó una gran oportunidad. Pero yo me había bautizado hacía poco y había recibido otra oferta: un precursor me había invitado a predicar con él en una pequeña localidad”. ¿Qué decidió hacer Ramiro? Se fue con el precursor, aprendió a cortar el pelo y abrió una barbería para mantenerse. Muchas personas empezaron a estudiar la Biblia. Y con el tiempo se creó una congregación en el idioma local. Ramiro decidió unirse a esa congregación. Ya lleva 10 años sirviendo en ese lugar y dice que nada lo hace tan feliz como ayudar a las personas a estudiar la Biblia en su propio idioma.

Cuando era joven, Ramiro decidió que quería hacer más para Jehová y ahora es feliz (Ve el párrafo 12)

13. ¿Por qué es ahora un buen momento para que sirvas a Jehová de toda alma?

13 Disfruta haciendo cosas por Jehová (lee Eclesiastés 12:1). No esperes a tener un buen trabajo para ser precursor. El mejor momento para servir a Jehová de toda alma es ahora, cuando todavía no tienes responsabilidades familiares. Tienes la salud y las energías necesarias para hacer cosas muy buenas por Jehová. ¿Qué te gustaría hacer por Jehová? Tal vez quieras ser precursor, o predicar a personas que hablan un idioma diferente al tuyo. Quizás puedas ayudar más en tu propia congregación. Claro, en cualquier caso, tienes que ganarte la vida. Así que pregúntate: “¿Qué trabajo puedo hacer? ¿Y cuánta preparación necesito para conseguirlo?”.

USA LOS PRINCIPIOS DE LA BIBLIA PARA TOMAR BUENAS DECISIONES

14. ¿Con qué debes tener cuidado a la hora de elegir trabajo?

14 Los tres principios bíblicos que acabamos de ver pueden ayudarte a la hora de elegir trabajo. Para saber qué trabajos hay donde tú vives o donde quieres ir a servir, puedes consultar a los consejeros escolares, ir a las oficinas de empleo del gobierno, mirar las ofertas de empleo de los periódicos o preguntar a conocidos. Pero ten cuidado. La mayoría de estas personas no aman a Jehová y pueden intentar que ames el mundo (1 Juan 2:15-17). Al mirar los trabajos que el mundo te ofrece, no olvides que tu corazón puede hacerte creer que hay cosas más importantes que servir  a Dios (lee Proverbios 14:15; Jeremías 17:9).

15, 16. ¿Quiénes pueden ayudarte a tomar una buena decisión a la hora de buscar trabajo?

15 Cuando ya sabes qué trabajos puedes hacer, necesitas que te ayuden a tomar una buena decisión (Proverbios 1:5). ¿Quiénes pueden ayudarte a usar bien los principios bíblicos? Las personas que aman a Jehová, te quieren y te conocen a ti y tu situación. Ellos te ayudarán a ser honrado contigo mismo y a no confundir lo que quieres hacer con lo que puedes hacer. Así que escúchalos. Quizás hagan que pienses mejor tus metas. Si tus padres aman a Jehová, te pueden ayudar a decidir bien. Los ancianos de tu congregación también pueden darte buenos consejos. Pregúntale a los precursores y a los superintendentes viajantes por qué decidieron servir a Jehová de tiempo completo. ¿Cómo empezaron? ¿Cómo se ganaban la vida? ¿Qué bendiciones han recibido? (Proverbios 15:22.)

16 Los que mejor te pueden aconsejar son los que te conocen bien. Por ejemplo, quizás quieras dejar de estudiar y empezar a servir de precursor porque no te gusta estudiar. La persona que te conoce bien se dará cuenta de eso. Y si te quiere, te dirá que necesitas aprender a no rendirte cuando algo te cuesta. También te dirá que la escuela te enseñará a no rendirte con facilidad. Esta es una lección que tienes que aprender si quieres servir a Jehová eternamente (Salmo 141:5; Proverbios 6:6-10).

17. ¿Qué tipo de trabajo te conviene evitar?

17 Todos los que servimos a Jehová nos enfrentamos a situaciones que pueden debilitar nuestra fe y alejarnos de Jehová (1 Corintios 15:33; Colosenses 2:8). Algunos trabajos pueden debilitar tu fe. Quizás conozcas a algunos cristianos que dejaron la religión verdadera por elegir un tipo concreto de trabajo (1 Timoteo 1:19). Por eso te conviene evitar cualquier trabajo que pueda poner en peligro tu amistad con Jehová (Proverbios 22:3).

DISFRUTA DE SERVIR A JEHOVÁ AHORA QUE ERES JOVEN

18, 19. ¿Qué puedes hacer si todavía no quieres hacer más por Jehová?

18 Si de veras quieres servir a Jehová, aprovecha las oportunidades de hacerlo ahora que eres joven. Toma las decisiones necesarias para disfrutar de servir a Jehová en este tiempo tan especial (Salmo 148:12, 13).

Toma las decisiones necesarias para disfrutar de servir a Jehová en este tiempo tan especial

19 Pero tal vez no quieras ser precursor. ¿Qué puedes hacer si todavía no quieres hacer más por Jehová? No te rindas y sigue esforzándote por hacer más fuerte tu fe. El ejemplo del apóstol Pablo te puede ayudar. Él se esforzó para que Jehová lo bendijera. Pablo dijo que Jehová puede revelarnos la actitud apropiada si nosotros nos esforzamos por seguir fortaleciendo la fe (Filipenses 3:15, 16). Recuerda que Jehová te quiere. Sus consejos son los mejores. Así que déjate guiar por él a la hora de tomar decisiones ahora, mientras todavía eres joven.