Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al índice

Ir al contenido

Testigos de Jehová

LA ATALAYA (EN LENGUAJE SENCILLO) SEPTIEMBRE DE 2013

PUBLICADO EN

Los recordatorios de Jehová son fidedignos

“El recordatorio de Jehová es fidedigno, hace sabio al inexperto.” (SALMO 19:7)

1. a) ¿Qué temas se repiten a menudo en nuestras reuniones? b) ¿Por qué estudiamos tan a menudo estos temas?

AL PREPARARSE para el Estudio de La Atalaya, ¿ha pensado alguna vez que el tema del artículo ya lo había estudiado antes? Es posible que sí, sobre todo si lleva tiempo yendo a las reuniones de los testigos de Jehová. Hay temas que se repiten a menudo. Hablamos muchas veces del Reino de Dios, el rescate, la predicación y algunas cualidades como el amor y la fe. ¿Por qué estudiamos tan a menudo estos temas? Porque nos ayudan a tener una fe fuerte y a poner en práctica lo que aprendemos en la Biblia (Santiago 1:22).

2. a) Cuando la Biblia habla de “recordatorios”, ¿a qué se refiere muchas veces? b) ¿En qué se diferencian las leyes humanas de las leyes de Dios?

2 Cuando la Biblia habla de “recordatorios”, se refiere muchas veces a las leyes, los mandatos y las normas que Dios da a su pueblo. Estas leyes son muy diferentes de las leyes que hacen los seres humanos. Las leyes humanas tienen que cambiarse a menudo, porque son imperfectas. En cambio, las leyes de Dios son fidedignas, es decir, son confiables. Esto quiere decir que siempre podemos confiar en que nos van a beneficiar si las obedecemos, porque son perfectas. Es cierto que hoy día ya no obedecemos algunas leyes que Dios dio en el pasado. Pero no es porque estuvieran mal hechas. La Biblia dice que los recordatorios de Jehová son siempre justos (Salmo 119:144).

3, 4. a) ¿Qué incluyen a veces los recordatorios de Jehová? b) ¿Por qué les convenía a los israelitas obedecer los recordatorios de Jehová?

3 Los recordatorios de Jehová a veces incluyen  advertencias. Los profetas de Dios les dijeron muchas veces a los israelitas lo que les pasaría si no obedecían a Jehová. Por ejemplo, justo antes de entrar en la Tierra Prometida, Moisés les dijo que Jehová se enojaría con ellos si adoraban a otros dioses (Deuteronomio 11:16, 17). En la Biblia encontramos otros recordatorios útiles que Dios les dio a sus siervos.

4 Jehová les recordó muchas veces que tenían que temerle, obedecerle y honrar su nombre (Deuteronomio 4:29-31; 5:28, 29). Y si obedecían sus recordatorios, Dios les prometió que tendrían muchos beneficios (Levítico 26:3-6; Deuteronomio 28:1-4).

QUÉ HICIERON LOS ISRAELITAS

5. ¿Por qué ayudó Dios al rey Ezequías?

5 Como ya vimos, Dios prometió bendecir a los israelitas si le obedecían. Y cuando repasamos la historia de Israel, vemos que él siempre cumplió esta promesa. Por ejemplo, cuando el rey de Asiria invadió Judá, Jehová envió un ángel para ayudar al rey Ezequías y a su pueblo. En una sola noche, este ángel mató a 185.000 soldados enemigos. Como resultado, el rey de Asiria volvió a su país derrotado (2 Reyes 19:35; 2 Crónicas 32:21). ¿Por qué ayudó Dios al rey Ezequías? Porque él fue fiel a Jehová y obedeció sus mandamientos (2 Reyes 18:1, 5, 6).

Jehová ayudó al rey Ezequías y al rey Josías porque fueron obedientes

Josías obedeció los recordatorios de Dios y ayudó al pueblo a volver a servir a Jehová (Vea el párrafo 6)

6. ¿Cómo demostró el rey Josías que confiaba en Jehová?

6 Otro buen ejemplo fue el rey Josías. Él también obedecía los recordatorios de Jehová. Es más, hizo lo que Dios quería desde que era muy joven (2 Crónicas 34:1, 2). ¿Cómo demostró que confiaba en Jehová? Destruyó todos los ídolos que había en el país y ayudó al pueblo a volver a servir a Dios. Como Josías fue obediente, Dios lo bendijo a él y a toda la nación (lea 2 Crónicas 34:31-33).

7. ¿Qué pasaba cuando los israelitas no obedecían a Jehová?

7 Por desgracia, los israelitas no siempre confiaron en Jehová y en sus recordatorios. A lo largo de los años le desobedecieron muchas veces. Cuando su fe no estaba fuerte, se dejaban engañar con facilidad y empezaban a adorar a dioses falsos (Efesios 4:13, 14). Y tal como Dios les había dicho, cuando no le obedecían, les iba  muy mal (Levítico 26:23-25; Jeremías 5:23-25).

8. ¿En qué se parece nuestra situación a la de los israelitas?

8 Hoy día, los siervos de Dios estamos en una situación parecida a la de los israelitas. A nosotros Dios también nos da consejos y advertencias por medio de recordatorios (2 Pedro 1:12). Él nos recuerda sus mandatos cada vez que leemos la Biblia. Pero deja que seamos nosotros los que decidamos qué vamos a hacer: si le obedeceremos o si haremos lo que nosotros pensamos que está bien (Proverbios 14:12). Por eso, veamos por qué deberíamos obedecer los recordatorios de Jehová y qué ventajas tiene hacerlo.

POR QUÉ DEBERÍAMOS OBEDECER A DIOS

9. Durante el viaje de los israelitas por el desierto, ¿de qué distintas maneras les recordó Jehová que los ayudaría?

9 Pensemos en el viaje de cuarenta años que hicieron los israelitas por el desierto. Cuando empezaron este difícil viaje, Jehová no les explicó con detalle cómo los iba a dirigir, proteger y cuidar. Pero les recordó de muchas maneras que si confiaban en él y le obedecían, él los ayudaría. ¿De qué distintas maneras se lo recordó? Para empezar, los dirigió con una columna de nube durante el día y una columna de fuego durante la noche (Éxodo 40:36-38; Deuteronomio 1:19). También se aseguró de que tuvieran todo lo que necesitaban. Nehemías 9:19-21 dice: “No les faltó nada. Sus mismísimas prendas de vestir no se gastaron, y sus pies mismos no se hincharon”.

¿Qué cambios hemos hecho para seguir las instrucciones que da la organización de Jehová?

10. ¿Cómo dirige Jehová a sus siervos hoy día?

10 Los cristianos estamos a punto de entrar en el nuevo mundo, y también necesitamos la ayuda de Jehová. ¿Confiamos en que él nos está dando lo que necesitamos para sobrevivir a la “gran tribulación”? (Mateo 24:21, 22; Salmo 119:40, 41.) Hoy día, Jehová no dirige a su pueblo mediante una columna de nube o de fuego, sino mediante su organización. Esta organización nos da los recordatorios que necesitamos. Por ejemplo, nos anima a fortalecer nuestra amistad con Jehová leyendo la Biblia, teniendo una Noche de Adoración en Familia, yendo  a las reuniones y saliendo a predicar. ¿Hemos hecho cambios para obedecer estos mandatos? Entonces tendremos la fe que necesitamos para entrar en el nuevo mundo de Dios.

Obedecer los recordatorios de Jehová nos ayuda a evitar accidentes en el Salón del Reino (Vea el párrafo 11)

11. ¿Cómo demuestra Jehová que se preocupa por nosotros y nuestra felicidad?

11 La organización de Dios también nos ayuda a tomar buenas decisiones en la vida diaria. Por ejemplo, nos ha enseñado que las cosas materiales no son tan importantes. Nos ha recomendado vivir una vida sencilla para no tener tantas preocupaciones. También nos ha dado consejos sobre cómo vestirnos y cuidar de nuestro aspecto físico, cómo elegir bien las diversiones y cómo decidir qué estudiar. Además, nos ha dicho cómo prepararnos para las emergencias. Y nos ha dado consejos para no correr riesgos en nuestra casa, con nuestro automóvil y en el Salón del Reino. Todos estos consejos demuestran que Jehová se preocupa por nosotros y por nuestra felicidad.

QUÉ HICIERON LOS PRIMEROS CRISTIANOS

12. a) ¿De qué importante cualidad hablaba a menudo Jesús con sus discípulos? b) ¿Qué lección de humildad nunca olvidó el apóstol Pedro? c) ¿Qué nos anima a hacer el ejemplo de Jesús?

12 Los primeros cristianos también recibieron muchos recordatorios. Jesús les recordó muchas veces a sus discípulos que era importante ser humildes. Además de explicarles cómo ser humildes, también les dio el ejemplo. La noche antes de morir, Jesús celebró con sus apóstoles la fiesta de la Pascua. Mientras los apóstoles comían, Jesús se levantó y les lavó los pies, como si fuera un sirviente (Juan 13:1-17). Los discípulos jamás olvidaron esta lección. El apóstol Pedro estuvo en esta cena y, unos treinta años después, aconsejó a otros cristianos que fueran humildes (1 Pedro 5:5). El ejemplo de Jesús debe animarnos a todos a tratar a los demás con humildad, sin creernos mejores que nadie (Filipenses 2:5-8).

13. ¿Qué cualidad dijo Jesús que debían tener sus discípulos?

 13 Jesús también les recordó a sus discípulos que debían tener una fe fuerte. Cuando ellos no pudieron curar a un muchacho que estaba controlado por un demonio, le preguntaron a Jesús: “¿Por qué no pudimos expulsarlo nosotros?”. Él les dijo: “Por su poca fe”. Y luego les explicó que si su fe fuera tan pequeña como “un grano de mostaza”, nada sería imposible para ellos (Mateo 17:14-20). Mientras estuvo predicando en la Tierra, Jesús les recordó a sus discípulos lo importante que era tener fe (lea Mateo 21:18-22). Pero ¿cómo podemos fortalecer nuestra fe? Esforzándonos por no faltar a las reuniones ni a las asambleas. Estas ocasiones son mucho más que momentos felices. Son oportunidades de demostrarle a Jehová que confiamos en él.

Para fortalecer nuestra fe, ¿vamos a todas las asambleas y reuniones?

14. ¿Por qué es importante que nos mostremos amor unos a otros hoy?

14 En las Escrituras Griegas Cristianas también hay muchos recordatorios sobre mostrarnos amor unos a otros. Jesús dijo que el segundo mandamiento más importante es este: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39). Y su medio hermano Santiago dijo que la ley del amor es “la ley real” (Santiago 2:8). El apóstol Juan también escribió: “Amados, no les escribo un mandamiento nuevo, sino un mandamiento viejo que ustedes han tenido desde el principio”. Pero entonces añadió: “Les escribo un mandamiento nuevo” (1 Juan 2:7, 8). ¿De qué “mandamiento viejo” hablaba Juan? Hablaba del mandato de amar a los demás. Juan dijo que este mandato era “viejo” porque Jesús lo había dado muchos años antes. Pero también dijo que era “nuevo” porque los discípulos tendrían que demostrar este amor en situaciones nuevas. Como seguimos este recordatorio de amarnos unos a otros, no somos egoístas como la mayoría de la gente.

15. ¿Para qué vino Jesús a la Tierra?

15 A Jesús le preocupaban las personas y quería ayudarlas. Por eso curó a muchos que estaban enfermos y resucitó a algunos que habían muerto. Pero Jesús no vino a la Tierra solo para esto. Él vino sobre todo para predicar a las personas y para enseñarles la verdad sobre Dios. Jesús sabía que esto las ayudaría más. ¿Por qué? Porque las personas a las que curó y resucitó acabaron envejeciendo y muriendo. Pero las personas que aceptaron lo que les enseñó recibieron la oportunidad de vivir para siempre (Juan 11:25, 26).

16. ¿Cómo obedecen los testigos de Jehová el mandato de Jesús de hacer discípulos?

16 Jesús dio otro mandato a sus seguidores: “Hagan discípulos de gente de todas las naciones” (Mateo 28:19). Los primeros cristianos obedecieron este mandato, y nosotros también. Hoy predicamos a más personas y en más lugares que nunca antes. Somos más de siete millones de testigos de  Jehová hablando con entusiasmo del Reino de Dios en más de 230 países y territorios. Millones de personas más estudian la Biblia regularmente con nosotros. Esta gran obra demuestra que estamos viviendo en los últimos días de este mundo malvado.

DEMOSTREMOS QUE CONFIAMOS EN JEHOVÁ

17. ¿Qué consejos dieron Pablo y Pedro a los primeros cristianos?

17 Todos estos recordatorios ayudaron a los primeros cristianos a fortalecer su fe. Por ejemplo, Timoteo debió animarse mucho cuando Pablo le escribió mientras estaba preso en Roma y le dijo: “Sigue reteniendo el modelo de palabras saludables que oíste de mí” (2 Timoteo 1:13). El apóstol Pedro también animó a los cristianos a esforzarse por tener aguante, autocontrol y cariño a los hermanos. Y después dijo: “Siempre estaré dispuesto a recordarles estas cosas, aunque las conocen y están firmemente establecidos en la verdad” (2 Pedro 1:5-8, 12).

18. ¿Por qué no les molestó a los primeros cristianos que les repitieran las instrucciones?

18 Es cierto que lo que Pablo y Pedro escribieron a las congregaciones se parecía a lo que los profetas habían dicho mucho tiempo antes (2 Pedro 3:2). Aun así, a los primeros cristianos no les molestó que les repitieran esas instrucciones. Ellos sabían que Dios les repetía esos consejos porque los amaba y quería ayudarlos a mantenerse fieles (2 Pedro 3:18).

Jehová nos da recordatorios porque nos ama y quiere ayudarnos a ser fieles

19, 20. ¿Por qué podemos confiar en que obedecer a Jehová nos beneficia? ¿Cómo nos beneficia obedecer sus recordatorios?

19 Nosotros tenemos muchas razones para confiar en que obedecer a Jehová nos beneficia. Los recordatorios que él nos da mediante la Biblia son confiables y nunca fallan (lea Josué 23:14). La Biblia nos explica cómo ha sido la relación de Jehová con los seres humanos durante miles de años. Dios hizo que todo esto quedara escrito para que nosotros nos beneficiemos (Romanos 15:4; 1 Corintios 10:11). Además, hemos visto cumplirse muchas profecías bíblicas. Estas profecías son como recordatorios que nos hicieron hace muchos años. Por ejemplo, tal como se dijo que pasaría “en la parte final de los días”, millones de personas están sirviendo a Jehová (Isaías 2:2, 3). También se predijo que el mundo iría de mal en peor. Y como ya hemos visto, también se está cumpliendo la profecía de Jesús de que se predicaría en todo el mundo (Mateo 24:14).

20 Durante cientos y cientos de años, Dios ha demostrado que podemos confiar en él. ¿Estamos aprovechando sus recordatorios? Una hermana llamada Rosellen dijo: “Cuando puse toda mi confianza en Jehová, empecé a ver con más claridad que su amorosa mano me sostenía y fortalecía”. Si obedecemos los recordatorios de Jehová, nosotros también nos beneficiaremos mucho.

INICIAR SESIÓN