Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al índice

Ir al contenido

Testigos de Jehová

LA ATALAYA FEBRERO DE 2013

PUBLICADO EN

 TEMA DE PORTADA: MOISÉS, UN HOMBRE DIGNO DE IMITAR

¿Quién fue Moisés?

¿Qué imagen de Moisés le viene a la mente cuando oye su nombre?

  •  El bebé a quien su madre colocó en una canasta y dejó en el río Nilo.
  •  El joven que fue criado rodeado de lujos por la hija del faraón de Egipto pero nunca olvidó que era israelita.
  •  El hombre que fue pastor en Madián por cuarenta años.
  •  El hombre que conversó con Jehová * frente a una zarza ardiente.
  •  El hombre que hizo frente al rey de Egipto y le exigió que liberara a los israelitas de la esclavitud.
  •  El hombre que anunció al desafiante faraón las diez plagas.
  •  El hombre que dirigió a los israelitas en su gran éxodo de Egipto.
  •  El hombre a quien Dios usó para dividir las aguas del mar Rojo.
  •  El hombre que entregó a los israelitas los Diez Mandamientos en nombre de Dios.

MOISÉS tuvo todas esas vivencias y más. No es de extrañar que este hombre fiel sea tan respetado por cristianos, judíos y musulmanes.

Sin lugar a dudas, Moisés fue un profeta que realizó actos imponentes (Deuteronomio 34:10-12). Pero aunque Dios lo utilizó de esa manera, no era más que un simple ser humano. Era un “hombre de sentimientos semejantes a los nuestros”, tal como el profeta Elías, quien apareció junto a él en una visión que tuvo lugar en los días de Jesús (Santiago 5:17; Mateo 17:1-9). Moisés pasó por muchos de los problemas que afrontamos hoy, y los superó con éxito.

¿Le gustaría saber cómo lo logró? Analicemos tres de sus grandes virtudes y veamos cómo podemos imitarlas.

^ párr. 7 Según la Biblia, Jehová es el nombre de Dios.

INICIAR SESIÓN