Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al índice

Ir al contenido

Testigos de Jehová

LA ATALAYA (EDICIÓN DE ESTUDIO) ENERO DE 2014

PUBLICADO EN

Toma buenas decisiones en tu juventud

“Alaben [los jóvenes] el nombre de Jehová.” (SAL. 148:12, 13)

1. ¿De qué magníficas experiencias disfrutan muchos cristianos jóvenes?

VIVIMOS en tiempos trascendentales. Millones de personas de todas las naciones, más que nunca antes, están abrazando la adoración verdadera (Rev. 7:9, 10). Muchos jóvenes disfrutan de emocionantes experiencias mientras ayudan al prójimo a comprender las enseñanzas de la Biblia y salvarse (Rev. 22:17). Unos imparten cursos bíblicos que mejoran la vida de los estudiantes; otros proclaman con celo las buenas nuevas en territorios de idiomas extranjeros (Sal. 110:3; Is. 52:7). La obra que el pueblo de Jehová está llevando a cabo produce felicidad. Joven, ¿cómo podrías participar más en ella?

2. ¿Cómo muestra el ejemplo de Timoteo que Jehová está dispuesto a dar responsabilidades a personas jóvenes? (Vea la ilustración del principio.)

2 Ahora puedes tomar decisiones que más adelante te abrirán muchas puertas en el servicio a Dios. Piensa en Timoteo, de la ciudad de Listra, quien tomó decisiones sabias que tuvieron efectos a largo plazo en su vida. Cuando tenía posiblemente unos 20 años, llegó a ser misionero (Hech. 16:1-3).  Parece que fue apenas unos meses más tarde cuando el apóstol Pablo, después de verse obligado a dejar la recién formada congregación de Tesalónica por un brote de violenta persecución, envió allí a Timoteo para fortalecer a los hermanos (Hech. 17:5-15; 1 Tes. 3:1, 2, 6). ¿Puedes imaginarte cómo debió sentirse Timoteo al recibir aquella misión?

TU DECISIÓN MÁS IMPORTANTE

3. a) ¿Cuál es la decisión más importante de tu vida? b) ¿Cuándo la puedes tomar?

3 En la juventud hay que tomar decisiones importantes. Pero existe una que es más importante que todas las demás: la de servir a Jehová. ¿Cuándo es el mejor momento de tomarla? Jehová te dice: “Acuérdate [...] de tu Magnífico Creador en los días de tu mocedad” (Ecl. 12:1). ¿Y cómo puedes “acordarte” de Jehová? Solo sirviéndole con todo tu corazón (Deut. 10:12). Esa decisión es la más importante de tu vida, pues marcará el camino que seguirás de ahí en adelante (Sal. 71:5).

4. ¿Qué decisiones importantes en la vida influirán en tu servicio a Dios?

4 Claro, la decisión de servir a Jehová no es la única que influirá en tu futuro. Por ejemplo, también tendrás que decidir si quieres casarte y con quién, o cómo te ganarás la vida. Pero, aunque esos asuntos son importantes, harás bien en plantearte primero si deseas servir a Jehová con toda tu alma (Deut. 30:19, 20). ¿Por qué? Porque esas decisiones están conectadas entre sí. Lo que decidas sobre el matrimonio y el empleo influirá en tu servicio a Dios (compare con Lucas 14:16-20). Y a la inversa, tu deseo de servir a Dios influirá en tus decisiones sobre el matrimonio y el empleo. Por eso, decide primero qué será lo más importante en tu vida (Filip. 1:10).

¿QUÉ HARÁS CON TU JUVENTUD?

5, 6. Relate una experiencia que muestre que las decisiones acertadas pueden abrirnos las puertas a magníficas oportunidades. (Vea también en este número el artículo “La decisión que tomé siendo niño”.)

5 Una vez que te hayas propuesto servir a Dios, pregúntate qué es lo que él desea que hagas y decide cómo le servirás. Un hermano japonés escribe: “Cuando tenía 14 años, salí a predicar con un anciano de la congregación, y él notó que yo no disfrutaba del ministerio. Me dijo amablemente: ‘Mejor vete a casa, Yuichiro. Allí siéntate y medita en lo que Jehová ha hecho por ti’. Así lo hice. De hecho, seguí pensando y orando varios días. Poco a poco cambié de actitud y llegó a gustarme servir a Jehová. Como me encantaba leer relatos sobre misioneros, empecé a pensar en servir a Dios más de lleno.

6 ”Me propuse tomar decisiones que un día me permitieran servir a Jehová en el extranjero —prosigue Yuichiro—. Por ejemplo, cursé estudios de inglés. Cuando salí de la escuela media superior, me puse a trabajar a tiempo parcial dando clases de inglés para poder ser precursor. A los 20 años de edad empecé a aprender mongol y tuve la oportunidad de visitar a un grupo de publicadores de ese idioma. Dos años después, en 2007, hice un viaje a Mongolia. Cuando salí a predicar con algunos precursores y vi que mucha gente buscaba la verdad, quise mudarme allá y regresé a Japón para organizarlo todo. Desde abril de 2008 he servido de precursor en Mongolia. La vida aquí no es fácil, pero muchos están aceptando las buenas nuevas y yo los estoy ayudando a acercarse a Jehová. Estoy convencido de que elegí el mejor modo de vivir.”

7. a) ¿Qué decisiones debemos tomar por nosotros mismos? b) ¿Qué ejemplo nos dio Moisés?

7 Cada testigo de Jehová debe decidir  por sí mismo lo que hará con su vida (Jos. 24:15). Nosotros no podemos decirte que te cases o no, ni con quién, ni qué empleo buscar. ¿Elegirás un empleo que no exija mucha preparación? Algunos de ustedes, queridos hermanos jóvenes, viven en pueblos pobres; otros, en ciudades prósperas. Todos varían en personalidad, capacidad, experiencia, intereses y metas espirituales. Tal vez suceda lo mismo que con los jóvenes hebreos en el antiguo Egipto: Moisés tenía todas las oportunidades que ofrecía la corte, mientras que otros no eran más que esclavos (Éx. 1:13, 14; Hech. 7:21, 22). Como ustedes, ellos vivieron en tiempos trascendentales (Éx. 19:4-6). Cada uno tuvo que decidir si iba a servir a Jehová de todo corazón. Y Moisés tomó la decisión correcta (lea Hebreos 11:24-27).

8. ¿Qué ayudará a los jóvenes que están planteándose qué van a hacer con su vida?

8 Jehová te ayuda a tomar decisiones sabias en tu juventud. Te da consejos en forma de principios que puedes aplicar a tus circunstancias particulares (Sal. 32:8). Además, tus padres creyentes y los ancianos de la congregación te pueden ayudar a ver cómo poner en práctica tales principios en tu vida (Prov. 1:8, 9). Analicemos tres principios bíblicos básicos que te ayudarán a tomar decisiones que te beneficien en el futuro.

TRES PRINCIPIOS BÍBLICOS MUY ÚTILES

9. a) ¿Cómo nos dignifica Jehová? b) ¿Qué oportunidades tienen quienes buscan primero el Reino?

9 Busca primero el Reino y la justicia de Dios (lea Mateo 6:19-21, 24-26, 31-34). Jehová nos dignifica dándonos libertad para elegir. Él no te dice cuánto tiempo de tu juventud debes dedicar a la predicación. Pero Jesús nos dio el consejo práctico de buscar primero el Reino. Si lo sigues, tendrás muchas oportunidades de demostrar tu amor a Dios, tu interés por los demás y tu gratitud por la esperanza de la vida eterna. En temas como el matrimonio y el empleo, ¿demostrarán tus decisiones que el Reino y la justicia de Dios te preocupan más que las cosas materiales?

10. ¿Qué hizo feliz a Jesús, y qué te hará feliz a ti?

10 Sé feliz sirviendo a los demás (lea Hechos 20:20, 21, 24, 35). Jesús nos enseñó con bondad este principio fundamental. Él fue muy feliz porque hizo la voluntad de su Padre en vez de la suya propia. Disfrutaba al ver que personas mansas aceptaban las buenas nuevas (Luc. 10:21; Juan 4:34). Puede que tú ya hayas sentido la felicidad que produce ayudar al prójimo. Si al tomar las grandes decisiones de tu vida tienes en cuenta los principios que Jesús enseñó, serás feliz y harás feliz a Jehová (Prov. 27:11).

11. ¿Por qué perdió Baruc el gozo, y qué le aconsejó Jehová?

11 Nuestra mayor felicidad proviene de servir a Jehová (Prov. 16:20). Parece que Baruc, el secretario de Jeremías, lo olvidó. Llegó un momento en que ya no disfrutaba de su servicio sagrado, así que Jehová le dijo: “Tú sigues buscando cosas grandes para ti. No sigas buscando. Porque, mira, voy a traer una calamidad sobre toda carne [...], y ciertamente te daré tu alma como despojo en todos los lugares adonde vayas” (Jer. 45:3, 5). ¿Qué opinas? ¿Qué iba a hacer más feliz a Baruc? ¿Buscar cosas grandes para él mismo, o sobrevivir a la destrucción de Jerusalén por ser un fiel siervo de Dios? (Sant. 1:12.)

12. ¿Qué decisión llevó a Ramiro a disfrutar de una vida feliz?

12 Un hermano que es feliz sirviendo a los demás es Ramiro, quien dice: “Vengo  de una familia pobre de un pueblito de la cordillera de los Andes. Así que cuando mi hermano mayor se ofreció a pagarme la universidad, se me presentó una gran oportunidad. Pero yo me había bautizado hacía poco y había recibido otra oferta: un precursor me había invitado a predicar con él en una pequeña localidad. Fui allá, aprendí a cortar el cabello y abrí una barbería para mantenerme. Muchas personas aceptaban agradecidas nuestra invitación a estudiar la Biblia. Más tarde me uní a una congregación recién formada en la que se hablaba un idioma indígena. Después de diez años en el servicio de tiempo completo, sé que ninguna otra actividad podría darme la alegría que me produce ayudar a la gente a comprender las buenas nuevas en su propio idioma”.

Ramiro ha sido feliz sirviendo a Jehová desde su juventud (Vea el párrafo 12)

13. ¿Por qué es la juventud un tiempo magnífico para servir a Jehová sin reservas?

13 Disfruta sirviendo a Jehová en tu juventud (lea Eclesiastés 12:1). No pienses que antes de servir más de lleno a Jehová tienes que conseguir un buen trabajo. El mejor momento para empezar a servirle sin reservas es ahora, antes de que tengas obligaciones familiares y mientras aún disfrutas de salud y vigor para encargarte de tareas difíciles. ¿Qué te gustaría hacer por Jehová en tu juventud? ¿Ser precursor? ¿Predicar a personas de otro idioma? ¿O quizás servir más de lleno en tu congregación actual? Sea cual sea tu meta en el servicio a Dios, necesitarás tener un medio de vida. ¿En qué trabajarás? ¿Qué estudios necesitarás?

LOS PRINCIPIOS BÍBLICOS TE AYUDARÁN A DECIDIR BIEN

14. ¿Qué precauciones deben tomar los jóvenes al planear su futuro?

14 Los tres principios bíblicos que hemos analizado pueden ayudarte a ver qué  opciones de empleo serían las mejores para ti. Sin duda, los consejeros de tu escuela conocerán el mercado de trabajo de tu zona. O quizás haya algún organismo del gobierno que pueda orientarte sobre los empleos que tienen mayor demanda donde vives o donde tienes pensado vivir. La información que obtengas de fuentes como esas puede ser útil, pero ten cuidado. Quienes no aman a Jehová podrían tratar de sembrar en ti amor al mundo (1 Juan 2:15-17). Y si te detuvieras a contemplar lo que el mundo ofrece, tu corazón fácilmente podría engañarte (lea Proverbios 14:15; Jer. 17:9).

15, 16. ¿Quiénes pueden darte los mejores consejos sobre el empleo?

15 Una vez que entiendas cuáles son tus opciones de empleo, necesitarás buenos consejos (Prov. 1:5). ¿Quién puede ayudarte a evaluar tales opciones a la luz de los principios bíblicos? Escucha a personas que amen a Jehová, te amen a ti y conozcan bien tus circunstancias. Ellas te ayudarán a analizar tus capacidades y tus motivos. Puede que lo que digan te lleve a replantearte tus metas. ¡Qué bendición tienes si tus padres aman a Jehová! Los ancianos de tu congregación son hombres capacitados en sentido espiritual que también pueden guiarte. Además, habla con precursores y superintendentes viajantes. ¿Qué los motivó a hacerse siervos de tiempo completo? ¿Cómo comenzaron el precursorado, y qué hicieron para mantenerse económicamente? ¿Qué satisfacciones les da su ministerio? (Prov. 15:22.)

16 Aquellos que te conocen bien pueden aconsejarte con discernimiento. Por ejemplo, imagínate que siendo aún adolescente quisieras dejar la escuela y comenzar el precursorado principalmente para ahorrarte el esfuerzo que los estudios requieren. Alguien que te ama podría darse cuenta de tu motivación y ayudarte a comprender que la escuela te puede enseñar a no rendirte fácilmente, una cualidad esencial si deseas servir a Jehová plenamente (Sal. 141:5; Prov. 6:6-10).

17. ¿Qué decisiones debemos evitar?

17 Hay que reconocer que a todos los que servimos a Dios nos rodean peligros espirituales, es decir, influencias que pueden alejarnos de Jehová (1 Cor. 15:33; Col. 2:8). Pero algunos empleos presentan más riesgos que otros. ¿Conoces a algún hermano que haya sufrido un “naufragio respecto a su fe” por haber aceptado cierto tipo de empleo? (1 Tim. 1:19.) ¿Cuál es la lección? Que debes tener mucho cuidado para no tomar decisiones que puedan perjudicar tu relación con Dios (Prov. 22:3).

DISFRUTA DE SERVIR A JEHOVÁ

18, 19. ¿Qué puede hacer un joven si todavía no se siente inclinado a servir a Dios?

18 Si en tu corazón deseas servir a Jehová, aprovecha las oportunidades que se te presentan ahora que eres joven. Toma decisiones que te permitan disfrutar de servirle en estos tiempos emocionantes (Sal. 148:12 ,13).

19 Pero ¿y si todavía no te sientes inclinado a servir a Dios? En ese caso, no te rindas y sigue tratando de fortalecer tu fe. Después de mencionar los esfuerzos que había hecho por llevar una vida que Dios pudiera bendecir, el apóstol Pablo escribió: “Si ustedes se inclinan mentalmente de otro modo en sentido alguno, Dios les revelará la actitud mencionada. De todos modos, hasta donde hayamos progresado, sigamos andando ordenadamente en esta misma rutina” (Filip. 3:15, 16). Recuerda siempre cuánto te ama Jehová. Medita en sus sabios consejos. Él puede ayudarte más que nadie a tomar buenas decisiones en tu juventud.