Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al índice

Ir al contenido

Testigos de Jehová

LA ATALAYA (EDICIÓN DE ESTUDIO) SEPTIEMBRE DE 2012

PUBLICADO EN

Escuelas teocráticas: prueba del amor de Jehová

JEHOVÁ es nuestro “Magnífico Instructor” (Is. 30:20). Su profundo amor lo impulsa a educar a sus criaturas. Por ejemplo, es por amor que Dios “le muestra [a Jesús] todas las cosas que él mismo hace” (Juan 5:20). Y es por amor que él nos da “la lengua de los enseñados” a nosotros, sus Testigos, quienes nos esforzamos por honrarlo y ayudar al prójimo (Is. 50:4).

Siguiendo este modelo de amor, el Comité de Enseñanza del Cuerpo Gobernante utiliza diez escuelas teocráticas para capacitar a quienes tienen el deseo y las circunstancias que se requieren. ¿Ve usted en estos cursos una demostración del amor de Jehová?

Le invitamos a leer un resumen de las escuelas teocráticas que se llevan a cabo en la actualidad y algunos comentarios de personas que han asistido. Luego pregúntese: “¿Qué beneficios puedo obtener de esta educación divina?”.

 BENEFICIOS DE LA CAPACITACIÓN TEOCRÁTICA

La educación que nos brinda “el Dios de amor” le da sentido a nuestra vida, nos prepara para los problemas y contribuye a que seamos felices con nuestro ministerio (2 Cor. 13:11). Como a los primeros cristianos, se nos capacita para ayudar a otros, “enseñándoles a observar todas las cosas” que Jesús nos mandó (Mat. 28:20).

Aunque tal vez no esté en nuestra mano asistir a todas estas escuelas, seguro que nos es posible beneficiarnos de al menos una de ellas. Además, podemos aplicar la enseñanza bíblica que se pone a nuestra disposición. Y si predicamos con otros siervos de Jehová que sí han recibido esta capacitación, podemos hacernos más eficaces en nuestro ministerio.

Así pues, pregúntese: “¿Tengo las circunstancias necesarias para tratar de participar en alguna de estas escuelas?”.

Los siervos de Jehová consideramos un privilegio asistir a estas valiosas escuelas y aprender en ellas. Esperamos que todo lo que le enseñen lo acerque a Dios y lo prepare para cumplir sus responsabilidades teocráticas, especialmente la urgente misión de predicar las buenas nuevas.

 

INICIAR SESIÓN