Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al índice

Ir al contenido

Testigos de Jehová

¿Qué enseña realmente la Biblia?

PUBLICADO EN

CAPÍTULO 9

¿Vivimos en “los últimos días”?

¿Qué sucesos de nuestro tiempo predijo la Biblia?

Según la Palabra de Dios, ¿cómo sería la gente en “los últimos días”?

¿Qué cosas buenas predijo la Biblia para “los últimos días”?

AL VER las noticias por televisión, ¿se ha preguntado alguna vez en qué irá a parar este mundo? Hoy se producen tragedias de forma tan inesperada que ningún ser humano puede predecir lo que pasará el día de mañana (Santiago 4:14). Pero Jehová sí lo sabe (Isaías 46:10). Hace mucho tiempo, su Palabra, la Biblia, predijo no solo las desgracias que ocurren en la actualidad, sino también las cosas maravillosas que sucederán en el futuro cercano.

2 Jesucristo habló del Reino de Dios, el gobierno que acabará con la maldad y convertirá la Tierra en un paraíso (Lucas 4:43). La gente que escuchó a Jesús quería saber cuándo vendría ese Reino. De hecho, sus discípulos le preguntaron: “[¿]Qué será la señal de tu presencia y de la conclusión del sistema de cosas?” (Mateo 24:3). Él les contestó que el único que sabía exactamente cuándo vendría el fin de este mundo malvado era Jehová Dios (Mateo 24:36). Sin embargo, Jesús predijo las cosas que pasarían en la Tierra justo antes de que el Reino trajera paz y seguridad. Y los sucesos que él predijo están ocurriendo hoy.

3 Antes de examinar las pruebas de que estamos viviendo en “la conclusión del sistema de cosas”, hablemos brevemente de una guerra que ningún ser humano pudo haber observado. Esta guerra tuvo lugar en la región invisible donde viven los espíritus, y su resultado nos afecta a nosotros directamente.

GUERRA EN EL CIELO

4 En el capítulo anterior se mencionó que Jesucristo comenzó a reinar en el cielo en el año 1914 (Daniel 7:13, 14). Poco después entró en acción. La Biblia relata: “Estalló guerra en el cielo: Miguel [otro nombre de Jesús] y sus ángeles combatieron con el dragón [Satanás], y el dragón y sus ángeles combatieron”.* El Diablo y sus malvados ángeles, los demonios, perdieron la guerra y fueron arrojados a la Tierra. Los ángeles fieles se alegraron de que Satanás y sus demonios ya no estuvieran en el cielo. Pero los humanos no estarían tan contentos. La Biblia lo predijo así: “¡Ay de la tierra […]!, porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, sabiendo que tiene un corto espacio de tiempo” (Revelación [Apocalipsis] 12:7, 912).

5 Fíjese en el resultado de la guerra que estallaría en el cielo: el Diablo se enfurecería y causaría dificultades a los habitantes de la Tierra. Como vamos a ver, ahora estamos viviendo en ese difícil período. Pero este sería relativamente breve, solo “un corto espacio de tiempo”, y hasta Satanás lo sabe. La Biblia llama a este período “los últimos días” (2 Timoteo 3:1). ¡Cuánto nos alegramos de que Dios pronto vaya a eliminar de la Tierra la influencia del Diablo! Analicemos algunas de las cosas que la Biblia predijo y que están ocurriendo hoy. Estos sucesos demuestran que vivimos en los últimos días y que pronto, bajo el Reino de Dios, quienes aman a Jehová disfrutarán para siempre de muchas bendiciones. En primer lugar, veamos cuatro aspectos de la señal que, según indicó Jesús, marcaría nuestros tiempos.

SUCESOS DESTACADOS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS

Escenas de guerra, hambre y desastres naturales

6“Se levantará nación contra nación y reino contra reino.” (Mateo 24:7.) En los últimos cien años han muerto millones de personas a causa de las guerras. Un historiador británico escribió: “El siglo XX fue el más sangriento de la historia. […] Fue un siglo en el que hubo guerras casi de continuo, pues solo en unos pocos y breves períodos no se produjeron conflictos armados en ningún lugar”. Un informe del Instituto Worldwatch indica: “En las guerras [del siglo XX] hubo el triple de muertos que en todas las guerras desde el siglo I después de Cristo hasta 1899”. Más de cien millones de seres humanos han fallecido por esta razón desde 1914. Así pues, las guerras han dejado a una enorme cantidad de personas sin sus seres queridos. Tal vez usted mismo ha pasado por esa dolorosa experiencia.

7“Habrá escaseces de alimento.” (Mateo 24:7.) Los investigadores dicen que en los últimos treinta años ha aumentado mucho la producción de alimentos. Sin embargo, sigue habiendo escasez porque mucha gente no tiene terreno donde cultivar los alimentos ni dinero para comprarlos. En los países en desarrollo, más de mil millones de personas sobreviven con muy poco: un dólar al día, o incluso menos. Y la mayoría de ellas sufren de hambre crónica. La Organización Mundial de la Salud señala que la desnutrición es uno de los principales factores que contribuyen a que mueran más de cinco millones de niños al año.

8“Habrá grandes terremotos.” (Lucas 21:11.) Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, tan solo desde 1990 ha habido un promedio anual de diecisiete terremotos lo bastante intensos como para dañar edificios y agrietar la tierra. Y casi todos los años ha habido también terremotos que han causado la destrucción total de edificios. Otra fuente de información indica: “En los últimos cien años han muerto cientos de miles de personas debido a los terremotos, y los adelantos tecnológicos solo han logrado reducir un poco esa cantidad”.

9“Habrá […] pestes.” (Lucas 21:11.) A pesar de los avances de la medicina, la humanidad está plagada de enfermedades, tanto antiguas como nuevas. Según cierto informe, en las últimas décadas se han hecho más comunes veinte enfermedades que ya se conocían —como la tuberculosis, el paludismo (o malaria) y el cólera—, y otras se han vuelto cada vez más difíciles de curar con medicamentos. Además, han aparecido por lo menos treinta enfermedades nuevas. Algunas de ellas son mortales y hasta ahora no tienen cura.

LA GENTE DE LOS ÚLTIMOS DÍAS

Muchas personas pasan por alto la guía de Jehová registrada en la Biblia

10 La Biblia no solo predijo que los últimos días estarían marcados por ciertos sucesos mundiales, sino también por un cambio en la sociedad humana. El apóstol Pablo describió cómo sería la gente en general. En 2 Timoteo 3:1-5 leemos: “En los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar”. Estas son algunas de las características que tendrían las personas, según indicó Pablo:

  • se amarían a sí mismas
  • amarían el dinero
  • no obedecerían a sus padres
  • serían desleales
  • no sentirían cariño natural
  • no sabrían dominarse
  • serían feroces
  • amarían los placeres más bien que a Dios
  • aparentarían tener devoción a Dios, pero con sus hechos demostrarían que esta no tiene poder en su vida

11 ¿Se ha vuelto así la gente de su comunidad? Seguramente. Por todas partes hay personas que se comportan de ese modo. Esto muestra que Dios actuará pronto, pues la Biblia dice: “Cuando los inicuos [o malos] brotan como la vegetación, y todos los practicantes de lo que es perjudicial florecen, es para que sean aniquilados para siempre” (Salmo 92:7).

SUCESOS POSITIVOS

12 En estos últimos días hay, sin duda, muchas dificultades, tal como predijo la Biblia. Sin embargo, entre los siervos de Jehová tienen lugar algunos sucesos positivos.

“Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada.” (Mateo 24:14)

Testigos de Jehová predicando las buenas nuevas

13“El verdadero conocimiento se hará abundante”, profetizó el libro bíblico de Daniel. ¿Cuándo se cumplirían esas palabras? En “el tiempo del fin” (Daniel 12:4). Desde 1914 en particular, Jehová ha ayudado a quienes desean servirle a que comprendan mejor algunas verdades bíblicas muy valiosas. Por ejemplo, las que tienen que ver con el nombre y el propósito de Dios, el sacrificio de Jesucristo, el estado de los muertos y la resurrección. Los siervos de Jehová han aprendido también a llevar una vida que los beneficia a ellos y alaba a Dios. Han entendido con más claridad lo que es el Reino de Dios y cómo arreglará la situación de la Tierra. ¿Qué hacen con ese conocimiento? Esta pregunta nos lleva a otra profecía que se está cumpliendo en estos últimos días.

14“Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada”, dijo Jesucristo en su profecía sobre “la conclusión del sistema de cosas” (Mateo 24:314). Por todo el planeta se están predicando las buenas nuevas del Reino, es decir, lo que es el Reino, lo que hará y cómo podemos recibir sus bendiciones. Estas buenas noticias se llevan a más de doscientos treinta países y se presentan en más de cuatrocientos idiomas. Millones de testigos de Jehová procedentes de ‘todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas’ predican con entusiasmo las buenas nuevas del Reino (Revelación 7:9). Además, dan clases bíblicas gratuitas a millones de personas que desean saber lo que enseña realmente la Biblia. Sin duda impresiona ver cómo se está cumpliendo esta profecía, sobre todo si se tiene en cuenta que Jesús predijo que los verdaderos cristianos serían “objeto de odio de parte de toda la gente” (Lucas 21:17).

¿QUÉ HARÁ USTED?

15 En vista de que en la actualidad se están cumpliendo tantas profecías bíblicas, ¿no cree que vivimos en los últimos días? Las buenas nuevas se van a predicar hasta que Jehová quede satisfecho, y entonces sin falta “vendrá el fin” (Mateo 24:14). “El fin” se refiere al momento en el que Dios eliminará la maldad de la Tierra. Mediante Jesús y los poderosos ángeles destruirá a todas las personas que se empeñen en oponerse a él (2 Tesalonicenses 1:6-9). Satanás y sus demonios ya no engañarán más a las naciones. Después de eso, el Reino de Dios traerá muchas bendiciones a todos los que se sometan a su justo gobierno (Revelación 20:1-3; 21:3-5).

16 Como el fin del sistema de Satanás está cerca, cada uno de nosotros tiene que preguntarse: “¿Qué debería estar haciendo yo?”. Lo más sabio es seguir aprendiendo acerca de Jehová y de lo que él espera de nosotros (Juan 17:3). Estudie la Biblia con interés y esmero. Acostúmbrese a asistir a las reuniones que celebran quienes se esfuerzan por hacer la voluntad de Jehová (Hebreos 10:24, 25). Adquiera el abundante conocimiento que él nos ofrece a todos, y haga los cambios necesarios para agradarle (Santiago 4:8).

17 Jesús predijo que la mayoría de la gente no prestaría atención a las pruebas de que vivimos en los últimos días. La destrucción de los malvados llegará de pronto, cuando nadie lo espere, y tomará por sorpresa a casi todo el mundo, como lo hace el ladrón que actúa de noche (1 Tesalonicenses 5:2). Jesús advirtió: “Así como eran los días de Noé, así será la presencia del Hijo del hombre. Porque como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, los hombres casándose y las mujeres siendo dadas en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no hicieron caso hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así será la presencia del Hijo del hombre” (Mateo 24:37-39).

18 Por lo tanto, Jesús advirtió: “Presten atención a sí mismos para que sus corazones nunca lleguen a estar cargados debido a comer con exceso y beber con exceso, y por las inquietudes de la vida, y de repente esté aquel día sobre ustedes instantáneamente como un lazo. Porque vendrá sobre todos los que moran sobre la haz de toda la tierra. Manténganse despiertos, pues, en todo tiempo haciendo ruego para que logren escapar de todas estas cosas que están destinadas a suceder, y estar en pie [es decir, aprobados] delante del Hijo del hombre” (Lucas 21:34-36). Debemos tomar en serio las palabras de Jesús. ¿Por qué? Porque las personas que tengan la aprobación de Jehová Dios y del “Hijo del hombre”, Jesucristo, podrán sobrevivir al fin del mundo de Satanás. Y además, podrán vivir para siempre en el maravilloso nuevo mundo que tan cerca está (Juan 3:16; 2 Pedro 3:13).

LO QUE LA BIBLIA ENSEÑA

  • Los últimos días están marcados por guerras, escasez de alimentos, terremotos y enfermedades (Mateo 24:7; Lucas 21:11).
  • En los últimos días, muchas personas se aman a sí mismas y aman el dinero y los placeres, pero no a Dios (2 Timoteo 3:1-5).
  • Durante estos últimos días, las buenas nuevas del Reino se están predicando por toda la Tierra (Mateo 24:14).

*  En el apéndice se demuestra que Miguel es otro nombre que recibe Jesucristo.


Preguntas del estudio

1. ¿Dónde se nos dice lo que sucederá en el futuro?

2, 3. ¿Qué pregunta le hicieron a Jesús sus discípulos, y qué les contestó él?

4, 5. a) ¿Qué ocurrió en el cielo poco después de que Jesús comenzó a reinar? b) Según Revelación 12:12, ¿qué resultado tendría la guerra que estallaría en el cielo?

6, 7. ¿Cómo se están cumpliendo hoy en día las palabras de Jesús sobre las guerras y la escasez de alimentos?

8, 9. ¿Qué demuestra que las profecías de Jesús sobre los terremotos y las enfermedades se han cumplido?

10. ¿Qué características predichas en 2 Timoteo 3:1-5 ve usted hoy en las personas?

11. Según lo que dice Salmo 92:7, ¿qué le sucederá a la gente mala?

12, 13. ¿Qué ejemplos hay de que “el verdadero conocimiento” se ha hecho abundante en este “tiempo del fin”?

14. ¿Hasta qué punto se están predicando las buenas nuevas del Reino, y quiénes lo hacen?

15. a) ¿Cree usted que vivimos en los últimos días, y por qué responde así? b) ¿Qué significará “el fin” para quienes se opongan a Jehová y para quienes se sometan al Reino de Dios?

16. ¿Qué sería sabio que usted hiciera?

17. ¿Por qué tomará por sorpresa a casi todo el mundo la destrucción de los malvados?

18. ¿Qué advertencia de Jesús debemos tomar en serio?

INICIAR SESIÓN