Configuración de accesibilidad

Ir al menú principal

Ir al menú secundario

Ir al contenido

Testigos de Jehová

¿Cómo puedo vencer mi adicción a la pornografía?

Lo que puedes hacer

Comprende lo que hay detrás de la pornografía. En realidad, la pornografía degrada las relaciones sexuales, algo que Dios creó con un propósito muy digno. Comprender este hecho te ayudará a odiar lo que es malo (Salmo 97:10).

Piensa en las consecuencias. La pornografía degrada a quienes aparecen en ella y también a quienes la ven. La Biblia afirma con toda razón que la persona inteligente “ha visto la calamidad [o el peligro] y procede a ocultarse” (Proverbios 22:3).

Toma una decisión firme. Haz como el fiel Job, quien dijo: “Hice un pacto solemne con mis ojos: no mirar con deseo a una muchacha” (Job 31:1, La Palabra de Dios para Todos). ¿Hay algún “pacto solemne”, o compromiso, que puedas hacer tú? Aquí te damos varias recomendaciones:

  • No entrar en Internet si estás a solas.

  • Cerrar al instante cualquier página o anuncio donde aparezcan imágenes eróticas.

  • Hablar con un amigo maduro si llegas a recaer.

La pornografía te ata cada vez más: cuanto más veas, más difícil te será dejarla

Menciona el asunto en tus oraciones. Un escritor de los Salmos le pidió a Jehová Dios: “Haz que mis ojos pasen adelante para que no vean lo que es inútil” (Salmo 119:37). Dios quiere ayudarte, y si le oras, te dará las fuerzas que necesitas (Filipenses 4:13).

Cuéntaselo a alguien. Algo que también te ayudará a superar el problema es hablar con un amigo maduro (Proverbios 17:17).

Recuerda: cada vez que te niegas a ver imágenes eróticas, ganas una batalla. Menciona estas victorias en tus oraciones y dale gracias a Jehová Dios por haberte ayudado. Piensa en la alegría que le darás si evitas la pornografía (Proverbios 27:11).